Soldadura MIG MAG: ¿en qué consiste y para qué se utiliza?

Soldadura MIG MAG: ¿en qué consiste y para qué se utiliza?

La soldadura MIG MAG (Metal Inert Gas o Metal Active Gas, dependiendo del gas que se inyecte) es un proceso de soldadura por arco bajo gas protector, con electrodo consumible.

El arco se produce mediante un electrodo formado por un hilo continuo y las piezas a unir, y queda protegido de la atmósfera que le rodea por un gas inerte (soldadura MIG) o por un gas activo (soldadura MAG).

¿En qué consiste este tipo de soldadura?

La soldadura con gas protector de metal es un procedimiento de soldadura con arco eléctrico, en el que un electrodo de hilo se funde bajo una cubierta de gas protector. El procedimiento se caracteriza por ofrecer diversas posibilidades dependiendo del material, grado de mecanización y posición de soldadura. Con esta soldadura pueden unirse casi todos los materiales.

Los aceros no aleados y aleados se sueldan preferentemente con gas activo, como el dióxido de carbono. Esto se denomina soldadura con gas activo de metal, soldadura MAG. Los aceros muy aleados y los materiales como el aluminio, el magnesio, materiales con base de níquel y el titanio, se sueldan con gas inerte, como el argón. En este caso hablamos de soldadura con gas inerte de metal, o soldadura MIG.

La soldadura MIG MAG es más productiva que la soldadura MMA donde se pierde productividad cuando se hace una parada para reponer el electrodo consumido. El uso de hilos sólidos y tubulares ha aumentado la eficiencia hasta el 80%-95%. La introducción de hilos tubulares es muy beneficiosa para la producción de estructuras pesadas donde se necesita una gran resistencia.

La soldadura MIG MAG es un proceso versátil, en el que se puede depositar el metal a una gran velocidad y en todas las posiciones. Este procedimiento es muy utilizado en espesores pequeños y medios, estructuras de acero y aleaciones de aluminio, especialmente donde se requiere un gran trabajo manual.

¿Cuales son las ventajas de la soldadura MIG MAG?

  • Se puede soldar en todas las posiciones.
  • Buena apariencia o acabado (con pocos salpicados).
  • Poca formación de gases contaminantes y tóxicos.
  • Soldadura de espesores desde 0,7 a 6 mm sin preparación de bordes.
  • Proceso semiautomático o automático, que depende menos de la habilidad del operador.
  • Alta productividad o alta tasa de metal adicionado.
  • La calidad es excelente.
  • Se puede depositar grandes cantidades de metal, tres veces más que con el proceso de electrodo revestido.

Procesos de soldadura

Proceso semiautomático

Es la aplicación más común, en la que algunos parámetros previamente ajustados por el soldador, como la tensión y la corriente, son regulados de forma automática y constante por el equipo, pero es el operario quien maneja la pistola de manera manual.

El voltaje resulta determinante en el proceso: a mayor voltaje, mayor es la penetración de la soldadura. Por otro lado, la intensidad de la corriente controla la velocidad de salida del electrodo. Así, con más intensidad crece la velocidad de alimentación del material de aporte, se generan cordones más gruesos y es posible rellenar uniones grandes.

Proceso automático

Este proceso solo se puede realizar con soldadura de hilo. La tensión y la intensidad se ajustan previamente a los valores requeridos para cada trabajo y son regulados por el equipo, pero es una boquilla automatizada la que aplica la soldadura. Generalmente, el operario interviene muy poco en el proceso, solo para corregir, reajustar los parámetros, mover la pieza o cambiarla de lugar.

Proceso robotizado

Este proceso se utiliza a escala industrial. Todos los parámetros y las coordenadas de localización de la unión que se va a soldar, se programan mediante una unidad de Control Numérico Computarizado, para realizar un trabajo de modo repetitivo y robotizado. En las aplicaciones robotizadas, un brazo mecánico puede soldar toda una pieza, transportarla y realizar los acabados automáticamente, sin necesidad de la intervención del operario.

La soldadura MIG MAG es uno de los tipos de soldadura más demandados, en el que se puede conseguir más fácilmente un puesto de trabajo.

Si quieres aprender a usar este tipo de soldadura, tenemos el curso de Soldadura MIG MAG además de otros cursos especializados en diferentes tipos de soldadura. Apúntate y consigue el trabajo que quieres, no te arrepentirás.

Si crees que a alguien le puede interesar, ¡compártelo!
Whatsapp
Teléfono