Tipos de Plataformas Elevadoras: ¿Cuáles hay?

Tipos de Plataformas Elevadoras: ¿Cuáles hay?

Existen diferentes tipos de plataformas elevadoras, que se utilizan según las acciones que debemos realizar en el trabajo. Elegir la plataforma más adecuada es esencial no solo para realizar el trabajo sino también para garantizar la seguridad del trabajador.

Saber cuántos tipos de plataformas elevadoras existen te ayudará a elegir la más adecuada para tu trabajo. En este artículo repasamos los modelos disponibles en el mercado, para ver cual se ajusta más a tus necesidades.

Saber las características de cada tipo de plataforma y el objetivo al que esta destinada, es primordial para realizar una buena elección a la hora de trabajar.

 

Los principales tipos de plataformas elevadoras

La primera gran división que se puede hacer sobre esta maquinaria tiene que ver con su movilidad:

Por un lado, están las plataformas automotrices, que disponen de su propio sistema para desplazarse, ya sea de ruedas o de orugas. Por otro lado, están las plataformas sobre vehículo portador montadas, por lo general, sobre el chasis de un camión.

También se puede hacer un listado con los principales tipos de plataformas elevadoras, podríamos enumerar en seis, con importantes diferencias entre sí.

 

Elevadores unipersonales

Son las máquinas más sencillas. De hecho, muchos de ellos carecen de motor para su desplazamiento y, por tanto, tienen que ser arrastrados o empujados por el operario. Los modelos más básicos emplean un sistema mecánico de elevación mediante pedal, aunque otros muchos utilizan un sistema eléctrico.

Su capacidad de elevación es bastante limitada y siempre es de tipo vertical, por lo que se puede emplear en almacenes para tareas sencillas, como la supervisión de estantes situados a gran altura.

Plataformas elevadoras de tijera

Las plataformas de tijera también proporcionan una elevación vertical, aunque en este caso de mayor altura. En la mayoría de casos, la plataforma va montada sobre una máquina automotriz, dotada con sus propias ruedas. En otros, la base de la tijera puede estar apoyada directamente en el suelo, algo que resulta útil cuando la tarea se efectúa siempre en el mismo sitio. Este tipo de plataforma se caracteriza por su base en forma de tijera, que proporciona la elevación en sentido vertical.

Dentro de este grupo podemos encontrar plataformas de tijera eléctricas y plataformas de tijera diésel. Normalmente, las primeras se usan en interiores y son las favoritas, porque son más silenciosas y menos perjudiciales para el medio ambiente.

 

Elevadores telescópicos

Los elevadores telescópicos son automotrices y destacan por su gran altura o alcance, pues no solo permiten una elevación vertical sino también en dirección horizontal. Son ideales para trabajos exteriores, como el acceso a tejados o cubiertas. Aunque lo habitual es que en el extremo de la pluma se monte una cesta unipersonal, también pueden acoplarse unas horquillas o un gancho, por ejemplo.

 

Plataformas elevadoras de brazo articulado

Esta máquina automotriz es una de las que ofrece mayor maniobrabilidad para el operario, ya que gracias a un panel de mando puede manejarla desde la cesta. Su brazo suele tener una base giratoria sobre el chasis de la máquina, y puede adoptar formas muy variadas, lo que permite alcanzar puntos situados a diferentes alturas y en diferentes orientaciones. Por ello, es muy versátil y se adapta a muchas tareas distintas, tanto interiores como exteriores.

 

Plataformas elevadoras con orugas

Este modelo solo se diferencia de los anteriores en dos aspectos. Por un lado, en su método de movimiento: aunque es automotriz, emplea orugas en vez de ruedas para desplazarse. Eso provoca mayor lentitud, pero también una mayor estabilidad en terrenos irregulares. Por otro lado, sus estabilizadores son más grandes, largos y numerosos, asemejándose a las patas de una araña. Todo ello propicia una gran estabilidad, en este caso cuando la plataforma está detenida.

 

Camiones plataforma con cesta

Dentro de los tipos de plataformas elevadoras sobre vehículo portador, podemos citar estos camiones plataforma con cesta. Tienen la particularidad de que, sobre el chasis de un camión, se monta el brazo elevador, que suele ser telescópico o articulado. Esta opción es la preferida cuando los trabajos se realizan en lugares distantes entre sí, por ejemplo, en la reparación del alumbrado de una calle o una carretera.

 

De todos estos tipos de plataformas elevadoras, seguro que hay alguna que te resulte especialmente útil. En nuestro centro puedes realizar el curso teórico-práctico de Plataforma Elevadora, que te enseñará todos los aspectos de la máquina y el trabajo. Además, obtendrás el Carnet y el Diploma, que acredita la formación.

Si crees que a alguien le puede interesar, ¡compártelo!